lunes, 29 de agosto de 2016

Sin Rumbo


Creo que la vida duele menos si transformamos sus vicisitudes en aventuras.
Fue lo que me propuse para mitigar la angustia. Vieja camarada de muchos años.
Siempre desentoné en los arquetipos humanos. Fui demasiado fino en lo rústico y tosca en lo refinado. Incomprendida para el miserable. Despreciada por el erudito. En síntesis, una desclasada social.
Para resguardarme del despojo convertí la ficción en mi realidad hasta darme cuenta que esta también me angustia.  Un buraco oscuro...profundo...me asedia donde que quiera que voy. Nuevamente andar  entre sueños y fantasmas. Con mansedumbre dejarme llevar por el compás absurdo de la nada.


                                                                           Nora Ibarra
                                                         Fragmento de mi futura novela
                                                      Arroz con Frijol - Diario del Auto-Exilio

No hay comentarios:

Publicar un comentario